lunes

"¿PARA QUÉ LO HACES?"

Semanas atrás, conversaba con una persona a la que quiero mucho. Hablábamos de las actividades a las que nos dedicamos para obtener cierto relax. Yo le comenté acerca del vuelo virtual. Le dije mas o menos lo que ustedes han leído en artículos anteriores en este mismo blog. Quizá, no estaba muy preparado para una pregunta, simple pero complicada. Me tiró a bocajarro: ¿Para qué lo haces?


..."para qué"

Según entendí, ya le había comentado que me proporciona mucha calma y me relaja. Pero no había sido suficiente explicación. Y tal parece que los siguientes minutos, en los que me explayé con motivos, razonamientos, causas, métodos, procesos, etc., tampoco bastaron. Ni siquiera buscaba convencerla, sólo exponía el cómo y el por qué. No me entendió.

Me quedé pensando que pudiera ser el caso de que soy una persona rara. Después de todo, ¿no nos dijeron siempre que la vida hay que tomarsela en serio, que solo la "realidad" es la que ordena y sustenta todo? ¿No nos dijeron siempre que cuando se es adulto, las cosas se deben tomar muy en serio, con la gravedad que cada cosa implica?

Entonces, la pregunta vuelve a sonar rotunda: "¿Para qué?"

Hay otro ejemplo. Hace cosa de unos 6 años, un ex compañero de trabajo, estaba empeñado en que me convirtiera a su religión. Me invitaba a sus reuniones en el templo, conocí a algunas personas relacionadas y en fin, que su propósito era que no solo asistiera a misa cada domingo, sino que encontrara "la paz en mi espíritu"....etc...etc...

Una ocasión, visitándome él en mi casa, le mostré con orgullo, lo que ya era capaz de hacer con mis aviones y le comenté la forma en que me relajaba de tensiones y problemas ocasionados por mi trabajo, con ese hobbie. Le expliqué cómo me invadía una gran calma al ir volando en el cielo de los bits. Ver los atardeceres a 10 mil pies de altitud me causaba un regocijo, no se cuán semejante al que una visión divina le causara a algún santo. La forma como fue cambiando su expresión y su trato posterior, me indicaron que para él, yo estaba loco de remate.

Ese buen hombre me llega a encontrar actualmente en la calle, y ya ni siquiera me dirige el saludo. No puedo evitar esbozar una sonrisa al recordarlo.

Para personas así, este asunto del vuelo virtual, cuando mucho, se semeja a esos juegos de video en los que matar marcianitos con disparos láser es lo único que vale. Por tanto, no pueden aceptar que un adulto, se coloque ante la pc, abra el simulador y, joystick en mano, en forma metódica y organizada se ponga a volar un avión, a visitar paises, a mirar las montañas desde arriba y, efectivamente, a disfrutar de un atardecer virtual de otoño, desde su Panavia Tornado, a 15 mil pies de altitud.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Para esas personas, es incomprensible que la Física toda, se vea reflejada en los mandos de un joystick y en el tablero de instrumentos, en el ángulo de ataque de las alas y en la potencia de una hélice virtual. Para estas personas, estos no son aviones pues "no son de verdad" y nada de lo que se ve en la pantalla es real. Me recuerda el caso de otro ex compañero de trabajo, que afirmaba frecuentemente, fuera cual fuera el tema de la conversación: "si no está en La Biblia, entonces no es cierto o no existe". Nunca captó mis palabras cuando yo le decía: "Jamás he visto mi nombre en alguno de los libros que componen La Biblia, y es más, ni el tuyo, y sin embargo, aquí estamos frente a frente, hablando".

Pues no, en el caso de los aviones virtuales, no son reales. Son simulados, copiados, caracterizados... de la realidad para que podamos usarlos.

Me pregunto cuántos pilotos virtuales se han visto sermoneados, criticados, ridiculizados, por sus semejantes, preocupados de que haya personas tan interesadas en una actividad que "no nos corresponde por nuestra edad"....(¿Por qué la sonrisa no se me ha borrado de los labios?)

Recuerdo a GHOSTH, mi primer instructor. Ya debe tener mas de 60 años de edad, y estoy totalmente seguro, que sigue recibiendo a los novatos que ingresan a Aces High buscando desesperadamente su primer despegue y su primer aterrizaje exitoso. ¿Qué les diría el buenazo de Bill, desde Dakota del Norte (su nombre y ubicación real), a estas personas, tan apegadas a "la realidad"?

Si me permiten, ahora hay un poderoso Lockheed F104 Starfighter, también llamado "El misíl con alas", esperando en la pista del Aeropuerto de Isla Mauricio, al Este de la parte austral de África, listo para hacer un emocionante recorrido por la costa. Por cierto, ¿vieran que lindo está el clima para volar hoy? Hasta luego!

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

2 comentarios:

María (Luna) dijo...

Hey que bueno, te has mudado a blogspot...Je,je

Muchgos besos

TROY dijo...

María Luna:

Así es, hace muy poco de eso y aún estoy tratando de corregir detalles que no están bien. Espero que te haya agradado y que encuentres alguno de los temas interesantes. Te recuerdo que también hay un enlace hacia los videos, en el sidebar.

Por cierto, vi en 7 días 7 razones, unas imágenes muy bellas del ballet animal. Excelente material.

Lo que te comenté respecto a loa zahorís, es real. A mi mismo me sorprende.

Saludos!!

TROY