sábado

COMBAT FLIGHT SIMULATOR

He mencionado diferentes ámbitos del vuelo virtual: Microsoft Fligth Simulator, Aces High, Lan Virtual. Cada uno presentando sus opciones propias y características que hacen de cada uno el elegido por los diferentes tipos de pilotos virtuales que buscamos las emociones del vuelo.
Había faltado mencionar uno de ellos, desarrollado también por la empresa del Sr. Gates, y me refiero al Combat Flight Simulator.

Descriptivo en su nombre es fácil imaginarse el entorno donde se desarrolla la acción en este simulador y lo que se puede esperar de él. Sus dos primeras entregas, CFS1 y CFS2 permanecen en el gusto de muchos. Quizá el primero más que el segundo por su simpleza.
Pero hay que dejar algo bien claro. Si bien he hablado
siempre de que los simuladores no son propiamente juegos, en el caso del CFS esto no es tan así.

Hace tiempo había leído en la página oficial de este programa, acerca de las determinaciones que se tomaron para presentar al mercado este producto hace una década, y ya ahí se hablaba acerca de lo delicado que era presentar juegos de guerra que recordaban el holocausto de la Segunda Guerra Mundial. Sobre todo, tomando en cuenta que aún hay muchos veteranos de esa guerra, ancianos, pero muy vivos y lúcidos.

A varios de ellos, antiguos ases del aire, se les entrevistó para que dieran su punto de vista acerca de lo que representaba el que Microsoft ofreciera al público, un juego que mostraba lo que ellos habían vivido. Lejos de amilanarse, varios de ellos incluso asesoraron a la empresa para definir algunos detalles que, según Microsoft, mejoraron la calidad final del CFS.

Hay un propósito interesante en esta participación de los veteranos. Porque por una parte, no es muy grato para algunos, recordar lo que significó la guerra. Pero para otros, representó un medio para dar a conocer a las nuevas generaciones, lo que ellos habían hecho defendiendo sus ideales y acabando con la amenaza nazi, el fascismo y el imperio japonés.

Y si el empaparse de ello significaba que además probaran los aeroplanos que se usaron en esa época, entonces sería más atractivo.

Aquí se podría abrir todo un capítulo acerca de cómo los pilotos aprecian las cualidades innegables de muchos aviones alemanes de la Luftwaffe, más allá de las consideraciones militares para las que fueron creados. Muchos viajeros virtuales con los que he hablado, admiran las características, por citar un solo ejemplo, del Bf109, el famoso “Dora” al que consideran “la máquina” mas completa de la aviación alemana de la época y los vuelan ahora en Aces High y CFS.

Esto apoya la tesis argumentada en este blog, de que lo que en realidad ha importado siempre a los pilotos, es el personal anhelo de volar, las capacidades del avión, más allá de los ideales políticos. Del tema, sólo pueden hablar quienes experimentan la pasión por la sensación de volar.

Pues bien, decía que desde el punto de vista de algunos de los pilotos veteranos de la WWII, se justificó la llegada del CFS, que sin dejar de ser eso, un juego, demostró que las actividades lúdicas ligadas a la violencia no eran nada nuevo y menos aún, perniciosas.
Posiblemente, al
guno pudiera iniciar una discusión acerca de estos planteamientos. Sin embargo, Haciendo uso de mi experiencia como comunicólogo, le hago la siguiente pregunta:

¿Por qué tanta gente acude a las funciones de lucha libre y se comporta de la manera como lo hace en esos ámbitos? Y qué me dicen de las barras bravas en estadios de fut bol...

No justifico la violencia por la violencia misma. Como tampoco justifico algunas variantes de juegos de PC en los que el único objetivo es matar. Pero aún cuando en el CFS se “mata”, este término se aplica a derribar aviones, no a representaciones de seres vivos.

Quizá este punto de vista haya sido el que alentó a los viejos guerreros del aire a asesorar a Microsoft acerca de la viabilidad de este juego.

Combat Flight Simulator, es entonces una variante de simuladores que se queda restringido al nivel de juego, más que nada por sus características. No se habla mayormente de poner a punto un avión, o de revisar sus niveles de combustible y mucho menos de un trimado (ajuste) de alerones. En el CFS usted entra al juego, y en menos de cinco minutos ya tiene varios derribos en su haber, si es experimentado, o su avión en el suelo si es un novato.

CFS centra su atención en los diferentes modelos de aviones usados por los Aliados y las potencias del Eje, en escenarios de Europa (CFS1 y CFS3) o en los del Pacífico (CFS2).

Otra característica es que por lo general, la actividad se encierra casi solamente en su PC, jugando contra la misma computadora. Aún cuando han existido redes como Game Zone y la opción de jugar contra otros pilotos online, queda todo muy restringido.

Cuando comencé a usar el CFS1, este ya no se hallaba habilitado dentro de esa red de jugadores. He intentado habilitar una partida online, usando el CFS2 y el CFS3 con el máximo de 8 jugadores permitidos, y casi nunca he encontrado a otro piloto conectado. Esto, es muy lejano a lo que hallamos en Aces High donde diariamente hay hasta 700 pilotos en una conexión simultánea, luchando por defender sus bases y conquistar otras, que es lo que en realidad se hace ahí en el Main Arena, pero basado en una experiencia de manejo de aviones, tácticas de vuelo de combate sin pasar por alto cuestiones como la mecánica y aerodinámica, la puesta a punto de un aeroplano, todo ello aplicado a una función definitiva: sobrevivir y triunfar.

Es así como entonces, comparado con los demás, CFS se convierte en un pasatiempo no muy usado por los verdaderos pilotos virtuales que ven en este juego, una plataforma más que nada adecuada para quienes lo que desean es simplemente a
cción y jalar del gatillo. No digo que en su estilo no sea entretenido. En CFS3, la última entrega, el realismo supera con mucho lo logrado en las dos anteriores y los aviones son más parecidos a lo que fueron en la Segunda Guerra Mundial. La calidad gráfica fue igualmente mejorada aunque para obtenerla, uno necesite una tarjeta de video más allá de las básicas que vienen por default en los computadores.

Un reflejo de la relevancia que puede tener en el mundo de los simuladores, es la cantidad de add ons disponibles en las páginas de Simviation y SurClaro, por decir solo un par de las más relevantes. Estos add ons, son infinitamente más escasos, que los disponibles para las diferentes versiones del Flight Simulator. Eso, para un entendido en la materia, ya es bastante decir.

4 comentarios:

Santi · Silvia & Compañía dijo...

Me encantan los simuladores de aviones, he jugado a varios FLIGHT SIMULATOR, ya era bastante difícil volarlos y sobre todo aterrizarlos, debe ser genial un combate aéreo.

Nos leemos.

TROY dijo...

Santi · Silvia & Compañía; Qué grato verlos por acá en Viajeros. Bienvenidos.
Si Ya te gustaban las versiones de CFS, ¿qué dirías de combates no contra aviones del mismo programa, o sea drones automáticos, sino pilotados por alguien como tu?

Cuando puedas, chécate los posts referentes a Aces High, en este blog. Seguro que te agradará.

Saludos!

Troy

Anónimo dijo...

Definitivo !... el vuelo comercial en el escritorio es un interesante pasatiempo. Lineas aereas virtuales, procedimientos STAR, SID y las enroute charts ... Lindo pero pocas cosas superan la emoción de otro avión en la mira y el canto de los cañones ... CFS, Aces High ... el que te guste...

TROY dijo...

De los dos, me quedo con Aces High sin dudarlo. He estado ahi en diversas temporadas y el gran atractivo es que estás combatiendo no contra un dron, sino contra alguien como tú, cada uno en su propio avión.